Mucha gente suele decirle tubular al sistema de neumáticos consistente en líquido sellante en su interior y sin cámaras, pero ¿es lo mismo tubular que tubeless? La respuesta simple es NO, pero… ¿Cuál es la diferencia entre ambos entonces?

TUBELESS:

Palabra que proviene del inglés y que significa ‘sin cámara’. Es un neumático abierto tipo clincher que va montado en llantas convencionales (segunda imagen, abajo), en donde el borde de kevlar va enganchado a estas paredes para evitar desmontar neumático pedaleando y que no se escape el aire. Se puede usar sin cámaras en su interior y con líquido antipinchazo para sellar los orificios que se puedan generar por objetos que perforan el neumático.

Neumático clincher convencional.

Las ventajas de este sistema de neumáticos es la resistencia casi total a pinchazos. Es muy usado en ciclismo de montaña y ahora último ha comenzado a implementarse tambien en ruta, ciclocross y gravel. La desventaja versus el tubular es su peso, además que en caso de que el líquido no selle el pinchazo, tendrás que instalar una cámara y despercidiar todo el líquido sellante en plena ruta.

TUBULAR:

Este término hace referencia a la segunda etapa del mundo especial de Super Mario World, más conocido como Mundo Estrella.

La segunda etapa del mundo Especial de Super Mario World se llama Tubular y es bastante difícil la verdad.

Dejando de lado las bromas, vamos con la definición real de esta versión de neumáticos: Como su nombre lo indica, es un tipo de neumático con forma de tubo cuya cámara se encuentra en su interior, la cual es de látex y no de butilo como las que todos conocemos. Necesitan de una llanta especial para tubulares en la cual se pega el tubular a ésta.

Neumático y llanta tubular.

Las ventajas de este sistema es el poder usar mayor rango de presiones (ej: en pista se puede superar incluso los 200 psi y en ciclocross se pueden usar presiones bajas como 20 psi) y, al usar presiones bajas, puedes pedalear sin tanto riesgo de pinchar por llantazos como ocurre con los neumáticos convencionales. Además, el conjunto de tubular + ruedas son más livianas que su contraparte para neumáticos ‘clincher’, son más resistentes a pinchazos por sus cámaras de látex pero son más difícil de parchar, ya que debes descoser el neumático para acceder a la cámara.

TUBULAR TUBELESS:

Hace poco tiempo atrás la marca italiana de neumáticos Challenge desarrolló unos neumáticos tubulares, fabricados a mano con paredes de algodón, con la particularidad de que también son compatibles con tubeless. Ejemplo de estos son los Paris-Roubaix y Gravel Grinder.

Neumático tubeless tubular de la marca Challenge.

Las paredes de algodón son sumamente porosas, por lo que no retienen el aire como debiese hacerlo un neumático tubeless. Sin embargo, la marca optó por fusionar un liner de látex por dentro del tubular para dejarlo hermético frente al aire. Esto permite tener las ventajas de un sistema tubeless en cuanto a pinchazos y reparación con las características de manejo que otorga un tubular.

Hay gente que confunde ambos términos y cree que tubular es la traducción al español de tubeless, eso es falso. Además, existen disciplinas que pueden usar ambos sistemas como el ciclocross y confundir términos en algo así puede llevar a graves errores.

Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *